viernes, 28 de julio de 2017

Guavira poty - Ñamandu


Resultado de imagen para guavira poty

Letra: EMILIANO R. FERNÁNDEZ
Música: MAURICIO CARDOZO OCAMPO


GUAVÍRA POTY  -  TESTIMONIO DE UN COMPAÑERO DE EMILIANO


Inmerso en la oralidad donde la memoria juega un papel relevante pero también incierto -siempre se está a expensas de que sea fiel a los hechos-, la vida del poeta y músico EMILIANO R. FERNÁNDEZ se reconstruye por pedazos. Es un mosaico al que se le va agregando datos intentando contar historias que se aproximen al máximo a la verdad de lo que sucedió con relación a sus obras y a diversos pasajes de su existencia andariega. Guavíra poty es una polca que lleva el sello de lo obvio y evidente, pero también del misterio. 

En la revista Ocara poty cue mí de 1931 apareció con el nombre de Techaga'u rembiapo y esta dedicatoria: Dominga-pe ohomíva, es decir dedicada a Dominga Lugo. El poema estaba fechado en Caballero, junio de 1930.

CARMEN MÓNICA GRANCE, hoy viuda de Villalba, todavía viva y residente en Fernando de la Mora, afirma que ella es la destinataria de la canción. Era maestra de la compañía Guavirá, del distrito de Caballero, en el departamento de Paraguarí. Según cuenta, Emiliano le cantó en una serenata y le dijo expresamente que era para ella. A su favor juega la expresión GUAVÍRA POTY que -de acuerdo a la tradición del cancionero popular, la flor de un lugar es la mujer a la que se canta, por ejemplo: BAHÍA NEGRA POTY, YVAPOVÕ POTY, etc.-, no podía ser sino ella porque en la referencia a Dominga Lugo la expresión no encuentra asidero.

El poeta y locutor ELPIDIO ALCARAZ SEGOVIA, investigador de la vida y las obras de Emiliano, aporta lo suyo a este debate siempre inconcluso.

De entrada precisa que los poetas PEDRO ECHAURI LÓPEZ, de Zavala Kue -que en parte hoy pertenece a Asunción, en parte a Fernando de la Mora, en las inmediaciones de la ruta Mariscal Estigarribia y lo que se conoce como Calle última-, y ADOLFO ROJAS PAREDES, de Capiatá, fueron los compañeros del viaje en tren de Emiliano. Habían sido invitados por el también poeta SATURNINO R. LEGUIZAMÓN, telegrafista y jefe de la estación de Caballero.

Agrega que Dominga Lugo era la compañera sentimental del llamado Tirteo Verdeolivo porque defendió a la patria en la Guerra del Chaco. En coincidencia con lo que ALDO J. A. ROMERO RELATABA, Alcaraz Segovia cuenta que dejó a su amada en la casa de MARÍA PERUCHI DE ARCE, en Zavala Kue.

"En esos versos se comprueba en forma indubitable que la obra fue dedicada a la referida persona de su afecto. Los mismos parientes de Emiliano confirman que en aquella época se erguía a la vera del camino zavaleño un robusto ejemplar de `timbo jero' a tape ári oĩva' bajo cuya sombra Dominga se refrescaba frecuentemente", relata Elpidio.

“La poesía consigna -sigue argumentando- en otra parte: 'Caballero pueblo che pepo mopẽva/ ikatuve'ỹva ndehegui aveve/ ahechave'ỹre ku Zavala Kue'. La circunstancia que postergaba su regreso era el impedimento que no le permitía, en raudo vuelo, regresar al nido zavaleño. De no ser así, tampoco hubiera escrito `aníke ere mombyry aimére' señalando estar lejos de la amada y que en todo momento anhelaba el ansiado regreso".

"Conocí personalmente al poeta ADOLFO ROJAS PAREDES, quien perteneció al mismo regimienta de Emiliano en el Chaco. Él me contó que en la casa de SATURNINO R. LEGUIZAMÓN, en Caballero, escribió en junio de 1930 Guavira poty para Dominga Lugo", concluye, categórico, Elpidio Alcaraz Segovia.

sábado, 10 de junio de 2017

Tujami - Francisco Russo

LOS RECUERDOS DE UN GUERRERO

Resultado de imagen para tujami francisco russo

Los temas de la guerra y la patria, estrechamente unidos, son en Emiliano R. Fernández -nacido el 8 de agosto de 1894 y fallecido el 15 de setiembre de 1949 en Asunción- recurrentes. Buena parte de su producción poética se inspira en el fragor bélico que rodea a la Guerra Guasu y a la Guerra del Chaco.

El poeta no guarda distancia cuando aborda lo que para él es un valor supremo. Tampoco asume una postura crítica sino que adopta como íntimamente suyo aquello que relata o describe con la energía de su vigoroso verbo puesto al servicio de sus ideas.

En Tujami enciende el fuego de su fervor por todo cuanto signifique coraje y heroísmo. Aquí el protagonista es un excombatiente de la Guerra del Setenta. Lo encuentra en el camino y entabla con él un diálogo que, a ratos, es un monólogo del que peleó en las arduas batallas libradas contra brasileños, argentinos, uruguayos e, incluso paraguayos alistados en las filas enemigas, los que integraban la Legión Paraguaya.

Las pistas para conocer datos acerca de esos versos están dentro de la misma obra. Las referencias que Emiliano da con respecto al sobreviviente permiten concluir que la obra pudo haber sido escrita en 1931. El autor reproduce lo dicho por su interlocutor en la quinta estrofa y proporciona la primera pista temporal que es posible seguir: guerra oñepyrûvo che veinte áño aroguata. Significa que había nacido en 1845 puesto que los combates de la Guerra Grande comenzaron en 1865.

Otro rastro del tiempo ofrece Emiliano cuando, en la última cuarteta, afirma: ha nde avei rejuhúma ochenta y séi añohápe/ nde loátava ipurahéipe petei mitâ pyahu.

Atendiendo al dato inicial de los veinte años y al posterior de los ochenta y seis que el ex-soldado tenía cuando se produjo el encuentro, es posible deducir que el poema fue escrito en 1931. La música que le puso Andrés Cuenca Saldívar pudo haber sido ya después de la Guerra contra Bolivia que ya al año siguiente se desata.

La versión que en esta página se reproduce tiene 16 estrofas. Sin embargo, en las grabaciones su extensión varía así como el orden de las estrofas. Incluso, se observan «intervenciones» a la letra ya sea para acomodar a la melodía o para «corregir». Para muestra, baste un botón: en la segunda estrofa, segundo verso, el original -o, al menos, lo que parece ser atendiendo al dominio del guaraní que Emiliano poseía- dice: aipe'áma che akâo. La versión de los «correctores» reproduce: che sombrero aipe'ávo. El vocablo akâo (akâ ao, la ropa que la cabeza lleva) era de dominio público. Sombrero es un hispanismo que, con el correr del tiempo, fue sepultando a aquélla. En tiempos de Emiliano, sin embargo, tuvo que haber sido del conocimiento de muchos todavía.

Más allá de estas observaciones Tujami retrata al anciano que rememora sus vivencias de combatiente y abriga una esperanza

-¿vana?- en los «señores de la ciudad», políticos de promesa fácil, pero de palabras volátiles.





Fuente de texto: Portal Guarani

Hekovia techaga'u - Marco de Brix

EPIFANIO MÉNDEZ FLEITAS había nacido en la compañía San Solano, del distrito de San Pedro del Paraná (departamento de Itapúa) el 7 de abril de 1917. Allí, junto a sus padres -PRUDENCIO MÉNDEZ y ROSA CATALINA FLEITAS- correteó en libertad por los aires que olían a aguaceros y azucenas.


Resultado de imagen para Hekovia techaga'u

Sus compañeros de escuela y de juegos fueron sus primeros amigos. Ya desde corta edad se perfilaba como líder, siempre solidario con los que compartían las diversiones infantiles.

Cuando los tambores de la Guerra del Chaco llamaron a los combatientes, Epifanio -con sus 15 años-, se presentó a la Sanidad Militar en Asunción. Como voluntario, a lo largo de la contienda, estuvo a orillas de la agonía y la esperanza de los soldados.

Cuando los cañones dejaron de tronar, aquel joven deseoso de estudiar y progresar ancló en Villarrica. Allí, a la par de trabajar para ganar el sustento diario, hizo la secundaria en un abrir y cerrar de ojos: en un año terminó lo que otros concluían en tres.

Militando dentro del Partido Colorado se había sumado a las luchas populares de la post-guerra. En 1941 sufrió su primer exilio. Tras su retorno, dedicado a la docencia y a actividades políticas, se afianzó como dirigente. En la guerra civil de 1947 se alistó en las fuerzas gubernistas.

Luego de la revolución, fue electo para ocupar una banca en el parlamento unicameral vigente entonces. En el gobierno de FEDERICO CHÁVEZ, fue primero Jefe de Policía -hasta 1952- y luego presidente del Banco Central, hasta su destierro en 1955.

En medio del fragor político, Epifanio no descuidaba su vocación por la música y la palabra escrita. Entre 1952 y 1953 compuso la música de HEKOVÍA TECHAGA'U. La letra es de MAURICIO CARDOZO OCAMPO. La añoranza se transmuta en alegría cuando la ausencia se convierte en presencia ante todo lo amado y extrañado desde la distancia.

"Por aquellos tiempos papá viajaba mucho a Buenos Aires. Andaba con la firma de convenios. Como era muy sensible a la añoranza de sus compatriotas y él mismo sentía nostalgia de San Solano -donde iba a menudo-, creó HEKOVÍA TECHAGA'U. La música es de él y la letra de MAURICIO CARDOZO OCAMPO", cuenta BERNARDINO MÉNDEZ VALL, hijo de Epifanio.

"San Solano, sin duda, es la que le motivó para esa obra. Todo lo que decía formaba parte del ambiente en el que vivió su infancia y parte de su adolescencia", complementa VICTORINO VELÁZQUEZ, amigo del político artista al que el dictador ALFREDO STROESSNER obligó a morir en el exilio el 22 de noviembre de 1985 en Buenos Aires. No era bueno para sus ambiciones que un competidor demasiado popular estuviera en el Paraguay.

"La obra tuvo que haber sido terminada por papá y EPIFANIO MÉNDEZ FLEITAS alrededor de 1954. Ese es el año en que nosotros retornamos fugazmente al Paraguay. Él abrió el restaurant Solar Guaraní -que estaba sobre Mariscal López, donde hoy está el Colegio Santa Clara y allí concurrían los poetas y músicos. Obviamente uno de ellos era su coautor en Hekovia techaga'u. Nosotros estuvimos en Asunción hasta 1957. Papá y mamá volvieron a Buenos Aires junto a nosotros al año siguiente", menciona, en tanto, Aníbal Cardozo Ocampo, hijo del inolvidable don Mauricio.


Fuente: Portal Guarani


viernes, 28 de abril de 2017

Terere Jeré - Che Jazmin LOS OJEDA


Resultado de imagen para terere jere de ino mendez

Tereré jere, pohã ro’ysã
Ñanemohesãi, ñanembojora
Ko mba’e hete ñanemba’etéva
Ñande Paraguáipe aníke ofalta


Cantando esta pieza folclórica del compositor Ino Méndez, Los Ojeda lo hicieron famoso. 


El Día Nacional del Tereré se celebra el ultimo dia de Febrero. Esta celebración tiene como objetivo valorar la tradicional bebida paraguaya y el uso del pohã ñana que los paraguayos heredaron de los guaraníes y que hoy forma parte del día a día entre sorbos de tereré.

Aquí el vídeo interpretado por los Ojeda juntamente con otra polca, Che Jazmin:

SELECCIÓN DE POLKAS - LOS ALFONSO

Los Alfonso es, sin dudas, uno de los grupos de inspiración folclórica más queridos de Paraguay. 

Resultado de imagen para los alfonso py integrantes
Después de tres meses, grupo Los Alfonso retorna hoy a la vida artística
Aún con la polca y la guarania como bandera, el grupo supo sacarles el jugo a otros ritmos latinoamericanos y contemporáneos, con los que ha conquistado al público de casi todos los rincones del país.

La desaparición física de Gustavo pesó no solo a los integrantes del grupo, sino también a sus fieles seguidores. Todavía al poco tiempo del luto, las preguntas de cuándo volverían a actuar se volvían incesantes.

Historia familiar

No es casualidad que quienes conforman el grupo Los Alfonso sean hermanos, pues cada uno de ellos lleva la música en la sangre, al ser herederos del talento del padre, don Simeón Alfonso, un reconocido músico guaireño, quien cantaba a dúo con su hermano.

En el año 1985, en plena etapa de la adolescencia, Los Alfonso ganó el Festival de la Raza. Luego, el grupo decidió trasladarse a Asunción, para tener mayores oportunidades de surgir en el mundo musical local.

Tres años después de aquel gran impulso ganado en el festival guaireño, los hermanos fueron recibidos en Asunción por el músico, también guaireño, Rigoberto Arévalo.

Con él tuvieron la oportunidad de afianzarse como cantantes y presentarse en diferentes escenarios de la Capital.

Así comenzó la pujante carrera artística de los hermanos Alfonso. Unidos, pisaron escenarios de Argentina, Brasil, México, Japón y Alemania.

Rosa María integró la agrupación recién en 1998, poco antes del viaje a España, donde brindaron su talento ante cientos de paraguayos residentes en ese país europeo.

La trayectoria está consolidada con numerosos discos lanzados en estos 20 años.


Aquí una selección de polcas: